CASCAIS, ESTORIL Y SINTRA

IMG_0556
“Casa da Pérgola”

Cascais, el lugar del mundo en el que soy más feliz!! Cuando cruzo el Puente 25 de Abril en Lisboa, me arranca una sonrisa que se me hace perenne mientras estoy por allí. Sus paisajes, su pasado, sus gentes, -sus colores y sus olores-, me transportan a mi infancia y a mis mejores recuerdos.

IMG_0719.JPG
Praia do Guincho

 

Hace ya unos años, hice un dossier informativo para amigos y clientes que he enviado sin parar. Aquí intentaré que sea lo más detallado y completo posible. Es una experiencia mágica, vivida desde alguien que conoce sus rincones, sus gentes y su vida desde los 3 años.

 

IMG_0555Cascais es una deliciosa población pesquera portuguesa que está situada en el extremo occidental de la impresionante línea costera lisboeta. Cascais es el destino vacacional más popular de esta región, convirtiéndose en verano en una animada población costera con una vibrante atmósfera de vacaciones.

IMG_0845.JPG
Vista de la Baía de Cascais

Históricamente, Cascais fue una pequeña aldea de pescadores hasta que el rey Luís I (1838 – 1889) la eligió como retiro estival real. Detrás de la nobleza lusa llegó la alta sociedad de Portugal, que se dedicó a construir lujosas villas, grandiosas mansiones y jardines exquisitos. Hoy en día, Cascais es una elegante mezcla de majestuosa arquitectura decimonónica, encanto portugués tradicional y excelentes instalaciones turísticas.

IMG_0829.JPG
Hotel Villa Real Italia

Pasear por el centro es una delicia, su fisonomía ha cambiado poco en 30 años, pero actualmente está todo muy cuidado. Las Casas Reales eligieron este lugar para afincarse (Monarquía Italiana en Cascais y Monarquía Española en Estoril). Existen muchas fotos del Rey D. Juan Carlos paseando por estos lares con su entonces novia de juventud, Gabriela de Saboya. Empezamos por Praia da Ribeira, frente a sus palacios, uno Hotel y el otro sigue perteneciendo a la Polícia Marítima, popularmente conocida por la Praia da Baía, con el Hotel Baía al fondo. Frente tenemos la Casa do Municipio (Ayuntamiento) , edificio típicamente portugués y sobrio por su piedra y alegre con sus azulejos de Santos, sobresale el azulejo de Santo Antonio (patrón de Lisboa, ya que el Santo nació en el Barrio de Alfama). La Praça la corona la Estatua de Dom Pedro. La semana pasada vi que habían puesto la “Cafetería Paul”, estupendo lugar para tomar un “pequeño almoço” (desayuno) y empezar el día para disfrutar a tope del turismo. Damos un paseo por sus plazas, pequeñas calles peatonales, nos perdemos entre los olores y colores de la Villa. Nos encontramos con su calle peatonal más comercial. La subimos lentamente, nos encontramos a la derecha con el mejor restaurante indiano (hindú) de Cascais, “Restaurante Masala”. Arriba a la derecha nos encontramos uno de los rincones más fotogénicos del viaje, la pequeña “Praia da Rainha”. Seguimos nuestro camino hasta “Praia da Duquesa”, con su precioso Palacio frente al mar.

 

IMG_1400.JPG
“Rodizio de Marisco”, Baía do Peixe

Durante este viaje vamos a encontrar muchos y buenos sitios para comer, así que para bajar esas comidas es necesario disfrutar del paseo hasta Estoril (hasta el fin del Paseo Marítimo); lleno de buenos sitios para beber, comer y bañarse. El paseo en sí, uno de las mejores experiencias de este viaje.

Después del paseo, vamos a comer lo más típico de la zona, “Frango no Churrasco”, pollo al carbón. Son unos pollos pequeñitos y muy sabrosos, con patatas fritas. En Restaurante Dom Manolo, preguntar por Paula o por el famoso Dom Manolo (un gallego casado con una portuguesa hace muchos años, pero que no olvida sus raíces). Situado en la calle principal. De “sobremesa” o postre, nos acercamos a la Heladería Santini (tenemos una nueva frente Dom Manolo), pero es más bonito acercarse donde las familias europeas tomaban sus helados durante sus años de exilio. Además junto a Santini, tenemos una librería de libros usados , donde se encuentras cosas curiosas. Delante la heladería hay un banco de madera, donde me tomo mis helados y admiro las dos casitas tan preciosas que están frente. Sobre todo la “Casa da Pérgola” que me inspiró en sus colores para crear “Villa Rosillo”, en Aracena.

IMG_0846.JPG
Monumento frente a la Baía, al fondo casas palaciegas

Seguimos el Paseo, llegamos a el Jardín Visconde da Luz. Suele siempre haber mercados artesanales en el mismo. Volvemos a la Baía y subimos por el Cascais Medieval, donde sólo se conserva una de las puertas de entrada a la ciudad amurallada. Llegamos a una pequeña plaza donde hay una escultura impresionante de Juan Pablo II, agradeciendo todos sus viajes a Portugal. Frente nos encontramos con el Fuerte de la Marina; actualmente Pousada de Cascais. Vamos dirección el Hipódromo, donde se celebra uno de los premios deportivos más importantes de Portugal, suele ser en la mitad de Julio y la entrada es gratuita. Frente tenemos el Museo de las Historias de Paula Rego, pintora portuguesa afincada en Reino Unido, expone sus obras de un pasado atormentado. Al terminar el Museo, frente nos encontramos con el Parque Marechal Carmona, al lado del Hipódromo. Parque de la Villa, muy cuidado; siempre veremos sus gallos (símbolo del país), gallinas, pollitos, pavos reales, tortugas, patos… Lugar de descanso, disfrute y deporte para sus habitantes. Lo cruzamos, y nos encontramos con uno de los rincones más bonitos de Cascais: Castro-Museo de Guimaraes, frente a él el Palacio de Santa Marta (de la Familia Espíritu Santo) y Faro de Santa Marta al fondo, a la derecha el Hotel Villa Real Italia 5* (donde pasamos nuestra noche de bodas) y frente a él, el Hotel Farol Design 5*, frente al mar (mi favorito); estos dos altamente recomendables para ir a tomar un cocktail por la tarde. Y frente a la salida del Parque, nos encontramos con la “Marina de Cascais” (el Puerto Deportivo). Donde encontramos tiendas, bares y restaurantes, bares de copas por la noche con karaoke y varias empresas de turismo activo (alquilar una lancha para ir a Lisboa por la costa, avistamiento de Delfines, submarinismo, etc). Todo aquel que se sienta abrumado y necesite reponer fuerzas, les recomiendo que busque las pastelerías “Sacolinha” (conozco 3, una al lado de Dom Manolo en el centro, otra en Avda. Infante Don Enrique (junto a BBVA) y la última en Barrio del Rosario).

IMG_0826.JPG
Boca do Inferno

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si seguimos andando a la izquierda del hotel Farol Design, tenemos uno de los paseos marítimos más bonitos de Portugal, y uno de los de Europa. Frente al mar, vemos impresionantes mansiones pertenecientes a las familias más influyentes del país. Allí nos encontramos con la Boca do Inferno (este rincón natural cuenta con un bonito paisaje en el que las olas rompen contra la costa escarpada –apreciable, eso sí, solo en los días en que el mar rompe con fuerza y se produce el fenómeno que le da nombre- y que gustará a los amantes de la fotografía). Este lugar se nombra en el libro de Monserrat Rico (“Pasajeros en la Niebla”). Seguimos y nos encontramos la “Carrinha dos Cachorros”, una mítica Caravana que venden unos perritos calientes, buenísimos.

IMG_0832.JPG
Palacio dos Condes De Castro de Guimaraes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Llegamos a una rotonda donde vemos el Telepizza, ese trozo de calle se llama “Rua Diana Spencer” ya que Lady Di, cuando era soltera venía de veraneo a Cascais y alquilaba un Apartamento en el Edificio de los Balcones marrones. En esta calle hay uno de los lugares que me gustan a mi más para cenar, “Restaurante Entre Aguas”. Y proseguimos hasta llegar a “Casa da Guía”, uno de los lugares de la gente chic de la zona. Antigua Casa-Palacio, convertido en lugar de restaurantes, tiendas (muchas de ellas de surf), antigüedades, viveros, etc. Uno de los puestos de la entrada, es el “Quiosco Magestic” con las mejores hamburguesas de Cascais, es un brasileño que te ofrece el mejor de los postres “Açái na tigela”, helado de un fruto rojo del brasil, acompañado de muesli, plátano, fresas y miel.

IMG_6977
“Casa das Historias” de Paula Rego

IMG_0980.JPG

Para terminar el día podemos optar por cenar en la Baía un “Rodicio de Marísco” en “Restaurante la Baía” (el “patrao”-dueño me conoce). Ir al antiguo Mercado, convertido en lugar de pequeños bares y restaurantes, algún lugar de Casa da Guía o el Restaurante EntreAguas.

 

IMG_0843.JPG
Fuerte de la Marina (actualmente Pousada de Cascais)

La mañana siguiente, podemos ir a recoger unas bicis (no se alquilan, tu dejas tu DNI y las puedes usas unas horas) y e ir a la “playa do Guincho”, pasando por el carril bici de la Marginal. Pasando Cabo Raso (el último Faro rojo) empieza un viento que puede tirarte hasta de la bici. Pero llegas a mi vista favorita, el Hotel Fortaleza do Guincho y el Cabo da Roca al fondo a la izquierda y la montaña de Sintra a la derecha. La fuerza de la naturaleza. Podéis elegir varias playas (Santa María, Cresmina, Abano), pero mi favorita es la de Guincho, por el Chiringuito donde la vista es espectacular y se come muy bien, y es la Playa donde se hacen los deportes acuáticos (Surf, Windsurf y Kitesurf), tomarse una “Somersby” muy fresquita con hielo y limón viendo la fuerza del mar es lo mejor al atardecer.

IMG_1386.JPG
Hotel Farol Design

ESTORIL

IMG_7711

IMG_6543.JPGPor la tarde-noche, podemos ir a cenar al Restaurante Gordini en San Pedro de Estoril, algunos días hay piano en directo y con magníficas vistas a la Costa de Cascais. Es una cadena de restaurantes italiana de la zona. Tienen unas jarras de sangría, donde la de espumante (champán) con frutos rojos es mi favorita. Para terminar el día, nos acercamos al “Casino de Estoril”, donde Ian Fleming se inspiró para crear a su personaje de James Bond, agente 007. Hay días que te encuentras espectáculos en directo gratuitos o torneos de Póker. Tomar un coctail no es caro para estar en el Casino. Y si tu cuerpo pide más marcha en invierno está la Discoteca Jezabel dentro del Casino abierta y en verano, tienes que acercarte a la Playa de Estoril (que en días de mucho viento en Guincho es donde tomamos el sol),  está el Tamariz Beach Club, donde también tienen restaurante y piscina.

IMG_6362.JPG
“Revenge”, en Estoril

En verano, cerca del Casino ponen la “Feria del Artesanato”, donde a parte de comprar cosas típicas te adentras en la Portugal profunda, con su música, olores y sabores. La Familia Real española se afincó en Estoril es sus años de exilio, en Villa Giralda “el amargo paraíso”, el Rey D. Juan Carlos pasó allí su niñez; vivió junto a su familia, en el colegio Amor de Deus (San Juan de Estoril) y en los Salesianos estudió, en la iglesia de Santo António acudía a misa los domingos y en la playa de Tamariz, la más elegante de la época de la ‘Riviera portuguesa’, se bañaba. Al fondo quedan los jardines del que es el Casino más grande de Europa, al que solían acudir frecuentemente los Condes de Barcelona.

SINTRA (PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD POR LA UNESCO)

IMG_6622.JPG
Palacio de Seteais

A la mañana siguiente hay que tomar un desayuno fuerte porque el día es muy completo. Con el coche por el paseo de la marginal dirección Guincho nos dirigimos todo recto hacía la “Serra de Sintra”. Hacemos una parada antes de llegar a mano izquierda para visitar el “Punto más occidental del Continente Europeo” el Cabo da Roca. Podremos ver la fortaleza del mar y el viento. Si continuamos, nos encontraremos con Colares, un pueblo vinícola y lleno de huertas bajo la cumbre de Sintra. Suele haber puestos de frutas, verduras y flores, cultivados allí. Y algunos domingos encontramos un Mercadillo de Velharias (antigüedades de poco valor).

IMG_6715.JPG
Palacio da Pena

Sintra es una pintoresca ciudad portuguesa ubicada entre las colinas cubiertas de pinos de la Serra de Sintra. Este clima montañoso y ligeramente más fresco atrajo a la nobleza y élite de Portugal, que construyó aquí exquisitos palacios, extravagantes residencias y decorativos jardines. La ciudad de Sintra es el mejor ejemplo que puede admirarse en Europa del caprichoso y colorido estilo arquitectónico romántico. Este elaborado estilo de diseño del siglo XIX halló su inspiración en el amor al arte y el misticismo de las antiguas culturas, para crear edificios tan decorativos como vistosos, de los cuales el Palacio da Pena es el mejor ejemplo.

DSCN1149.JPG
Esencia del Monte da Lua, Sintra (montaña mágica)

Para una ciudad de un tamaño relativamente tan reducido, Sintra ofrece una gran abundancia de monumentos históricos y apasionantes atracciones turísticas. Dentro de la población hay más de diez monumentos nacionales, una variedad de edificios que va de extravagantes palacios y residencias decadentes hasta antiguos castillos en ruinas.

La variedad de fascinantes edificios históricos y los bellos paisajes han asentado Sintra como un fantástico destino turístico, y desde entonces se ha convertido en la excursión de un día más popular que hacer desde Lisboa

DSC02966.JPG
Alrededores Convento dos Capuchos
DSC02938.JPG
Celda de los Monjes, Convento dos Capuchos

La primera visita importante del día, va a ser el Convento dos Capuchos”. Felipe II decía que el su Imperio donde no se ponía el Sol, estaba el Monasterio más lujoso (El Escorial) y el más pobre (Os Capuchos). Quien espere ver uno de esos monasterios manuelinos portugueses tan imponentes que no se sorprenda; en este caso, estamos hablando de una pequeña construcción en piedra, muy humilde, fruto del voto de extrema pobreza de los monjes franciscanos que vivían en él, pero no por ello menos interesante. De hecho, el convento tiene un cierto halo de misterio (al que contribuye el frondoso jardín que lo rodea) e impacta, precisamente, por su austeridad, pues al visitarlo resulta fácil imaginarse a los ocho franciscanos que lo habitaron haciendo penitencia entre sus angostas paredes.   El monasterio, bautizado como Convento de Santa Cruz dos Capuchos en su origen, fue construido por Alvaro de Castro, hijo del virrey de las Indias, en el siglo XVI. Dentro del complejo encontramos la capilla del Senhor dos Pasos, donde aún podemos apreciar restos de azulejos azules que representan escenas de la Pasión de Cristo, y la iglesia, a cuya izquierda se sitúa la Sala do Coro Alto, donde se entonaban los cánticos durante las misas. A través de un estrecho corredor encontraremos las celdas, habitáculos muy pequeños con un espacio en la roca para dormir (vemos, por su tamaño, que los monjes ni siquiera podían dormir estirados, lo que da idea de las durísimas condiciones de vida que se imponían). Ya que el la Biblia, indica que “pequeñas eran las puertas de entrada al cielo”, las puertas tan pequeñas de las celdas , os recordarán a Alicia en el País de las Maravillas. Hay que visitar la cocina (con su “lujosa mesa de comedor”, la habitación para los enfermos (un poco más amplia), la zona de invitados, el herbolario y las zonas exteriores. Un monje con 80 años, tuvo una tentación del demonio y no se encontró digno de volver a la “riqueza” del monasterio y se fue a vivir a una pequeña cueva, en lo más alto, donde vivió unos 10 años más.

DSCN1170.JPG
Palacio de Regaleira

Al salir de allí, nos dirigimos a la mejor visita de este viaje: “Quinta de Regaleira”. Donde podemos comer en el patio del mismo. Todos los Turistas que se acercan a Sintra, visitan el Palacio da Pena. Pero si tenéis pocos días, os recomiendo que visitéis Regaleira. La Quinta da Regaleira, tal como la conocemos ahora, data de principios del XX, cuando el terreno fue adquirido por Antonio Carvalho Monteiro, un noble portugués, millonario y filántropo, que con la ayuda del arquitecto Luigi Manini construyó este espacio que incluye un palacio, un pequeño lago, un invernadero, varios torreones, una preciosa capilla y un impresionante pozo de iniciación.El resultado fue un conjunto arquitectónico que aúna elementos románticos, manuelinos, neogóticos y mitológicos.Por todo el complejo encontraremos referencias a la masonería y a los templarios, como la cruz de la Orden del Temple esculpida en el pozo iniciático. Al parecer, Carvalho Monteiro era uno de los miembros de esta secta en Portugal, además de aficionado a la astrología, el esoterismo y las ciencias ocultas, y quiso dejar constancia de ello en cada rincón de la finca.Y es que la Quinta da Regaleira fue concebida como un enorme templo masónico, pero para apreciarlo hay que ir dispuesto a mirar con detalle y descubrir todas estas alusiones a la masonería. Lugar central de la novela de “Pasajeros en la Niebla” de Monserrat Rico. Los jardines de la Quinta de la Regaleira, llenos de especies exóticas de árboles y plantas, sorprenden por sus túneles secretos, sus cascadas escondidas y sus bellísimas fuentes, como la famosa Fuente de la Abundancia.El pozo iniciático de la Quinta da Regaleira (también conocido como “torre invertida”) es una de las atracciones más apasionantes de sus jardines. Se trata de un profundo pozo de piedra en forma de espiral, con nueve pisos conectados entre sí por varios tramos de escaleras. Se cuenta que estos nueve giros simbolizan el infierno de la Divina Comedia de Dante: los masones debían ascender por él siguiendo un rito de iniciación que representaba el renacer, hasta llegar a a la entrada superior, custodiada por dos dragones que se enroscan en torno a la llamada Fuente de los Dragones. Tal era la importancia de este pozo iniciático que estaba conectado por grutas y túneles subterráneos tanto a la capilla como a la casa.

Despe´Marga 054.jpg
Pozo Iniciático, Palacio Regaleira

A la salida del Palacio, nos podemos acercar a ver el Palacio de Seteais, actualmente hotel de lujo. Este es el Palacio de la zona estilo francés. Ir a tomar el té en sus Jardines es maravilloso.

viki 041.jpg
Vistas en Sintra, mi Palacio favorito

Pero lo que no podemos olvidar es ir a tomar uma “Bica” café sólo con unos Traveseiros o unas Queijadas al centro de la Villa, a “Piriquita”. Y dar un Paseo por sus calles peatonales llenas de tiendas típicas.

viki 046.jpg
Palacio Nacional

Para aquellos que tengan muchos días para hacer turismo, pueden visitar el Palacio de la Villa, en el centro de Sintra. Y comer frente, en el Café de Paris. Pasar la tarde en el Jardím de Sintra. Por supuesto, visitar el Palacio da Pena y sus bonitos jardines, que comunican con otro precioso Palacio, es el la Duquesa de E´dla. Allí podéis dar un paseo en coche de caballos, tirados por caballos de las Árdenas Reales, muy fuertes para subir por estas montañas. En el año 2013, ayudaron a limpiar el bosque, después que un tornado dejará todo imposible transitar incluso para las máquinas especiales. No olvidar la Visita del Palacio de Monserrate de estilo árabe y con un jardín botánico con árboles y plantas del mundo entero.

viki 067.jpg
Azulejería, Palacio Nacional

En esta zona es muy rica en tiendas de antigüedades, donde compro cosas muy curiosas bajo encargo. También encontramos muchos viveros muy lujosos, todo para los Palacios y Mansiones que estamos viendo estos días. También aquí está el Autódromo de Estoril, donde vamos los días de entrenamiento de la F1. Y para aquellos amantes de las compras tenéis el Centro Comercial Cascais Shopping.

DSC02924.JPG
Castelo dos Mouros, con el clima típico de Sintra

Esta parte de mi Blog, siempre estará en eterno cambio. Ya que cada vez que conozco, cierran o abren algún lugar lo voy actualizando. Y este verano haré fotografías maravillosas para ir cambiando.

Despe´Marga 055.jpg
Palacio de Regaleira

Por favor, disfrutar de este viaje a tope!!! El lugar donde vive mi corazón!!!!!